ProInversión: Nuevo reglamento “motiva a los privados a ejecutar más OxI”

ProInversión: Nuevo reglamento "motiva a los privados a ejecutar más OxI"

La directora de inversiones descentralizadas de ProInversión, Denisse Miralles, detalla las modificaciones al reglamento de obras por impuestos (OxI), que contribuirían a dinamizar proyectos, como el reconocimiento de mayores gastos generales y la nueva modalidad de adjudicación directa. La funcionaria también comenta sobre la evolución de montos de inversión en proyectos de OxI, las regiones con mayor potencial para ejecutar estos proyectos y las empresas que más han invertido usando esta modalidad.

NUEVO REGLAMENTO
Ahora se podrá incluir el concepto de gastos generales en los certificados de inversión pública (CIPRL). ¿Cuál será el efecto?
Es positivo incluir la definición de gastos generales porque muchas empresas sabrán que la inversión regresará a través del CIPRL. Por ejemplo, un banco o una minera que no son especialistas en construir suelen contratar a gestores de proyectos que permitan que sus proveedores de servicios cumplan con los compromisos que la empresa privada ha suscrito con el Estado. Éstos gastos podrán ser incorporados dentro de la infraestructura de costos de proyectos, lo que motiva a los privados a ejecutar más obras por impuestos.

¿Debería especificarse qué gastos estarán incluidos?
El MEF es el órgano encargado de proponer la normativa necesaria. A través de una directiva o un documento estandarizado, se puede especificar qué gastos serán reconocidos. En los próximos días deberían publicarse lineamientos que permitan al funcionario de los gobiernos regionales sustentar adecuadamente por qué sí se aprueban ciertos gastos a la empresa o por qué no.

¿El CIPRL sólo sirve como sustento para compensar el impuesto a la renta?
El certificado que se entrega a los financistas de los proyectos sólo pueden ser usados para pagar el IR de tercera categoría. También hay una ventaja que permite transferir esos certificados a otras empresas. Por ejemplo, si una empresa paga este año S/10 millones de impuestos y tiene un certificado por S/20 millones, entonces puede usar una parte y quedarse con el resto dentro de su certificado y esperar el siguiente año para pagar nuevos impuestos o venderlo a otra empresa privada y recobrar la liquidez.

Respecto a las obras de Sedapal bajo por OxI, ¿qué cambios se incorporan?
Se permite que Sedapal pueda firmar un convenio con el Ministerio de Vivienda de modo que las obras puedan ser ejecutadas a través de dicho ministerio mediante OxI.

A nivel nacional hay varios proyectos que se están ejecutando en el sector saneamiento, que es el tercer rubro más demandado en OxI. Lima Metropolitana no tenía la oportunidad de invertir en OxI por falta de canon. Lo mismo ocurre en regiones como Lambayeque, San Martín y Amazonas, que casi no reciben canon.

Incluir a Sedapal contribuirá a lograr la meta del gobierno en temas de agua y saneamiento. Incluso se podría crear un fideicomiso para asegurar que Sedapal aporte los recursos que requiere el ministerio para que pueda ejecutar las obras. Esto debe detallarse en el reglamento.

La norma incluye la modalidad de adjudicación directa. ¿Cómo se reducirán los plazos?
La mayoría de los proyectos de OxI son por adjudicación directa porque la más interesada es la empresa que opera en la comunidad y quiere generar un impacto positivo. Desde la convocatoria hasta la adjudicación de proyectos, no deberían pasar más de 10 o 20 días hábiles. Todo lo que reduce plazos sin disminuir controles es positivo. El informe previo de Contraloría se mantiene como una de las garantías para que se entregue un buen proyecto.

¿Cuáles son las modificaciones que podrían restringir facultades a ProInversión?
En la anterior normativa ProInversión podía emitir un “informe orientador” en caso de controversias entre la entidad pública y privada. La idea es resolverlos y evitar costos judiciales a ambas partes. Ahora se restringe la emisión de estos informes sólo para los casos de asistencia técnica por encargo. El problema es que en los diez años que funciona la modalidad de OxI, no ha habido ningún convenio por encargo. Normalmente somos nosotros los que conversamos con los gobiernos y los empujamos a que promuevan y conduzcan su proceso. Desde el año pasado hasta ahora se han emitido 18 informes orientadores que han ayudado a que se resuelvan las controversias. Ahora, prácticamente se está eliminando el informe.

AVANCES EN OXI
¿Cómo se ha avanzado con los proyectos de OxI?
A la fecha tenemos 353 proyectos por S/4,146 millones que se vienen ejecutando en estos diez años de funcionamiento del mecanismo. La evolución ha sido positiva. Al inicio cuando nadie conocía el mecanismo no habían proyectos. Parte del trabajo es enseñarle al Estado a usar este mecanismo y también enseñarle a la empresa que puede contribuir al país pagando sus impuestos adelantados en obras.

Estamos creciendo. El año pasado tuvimos S/885 millones invertidos. Este año vamos S/398 millones. Hemos previsto superar el monto del año pasado [con estos cambios normativos]. Queremos evitar la caída relacionada a los cambios de gobierno.

¿Qué regiones tienen mayor potencial?
Las regiones que tienen mayor potencial son las que tienen mayor canon. Ése es el recurso de respaldo que usa el MEF para ejecutar OxI. La región que más recursos tiene es Cusco, seguido por Piura, Arequipa, Moquegua, Tacna, Áncash y Junín, que son regiones que reciben el canon minero. Incluso el Callao recibe la renta de aduanas, que es producto del uso del puerto y aeropuerto. Éste también sirve de respaldo para OxI. Ésas son las regiones que serían las llamadas a liderar la ejecución.

¿Cuáles son los proyectos más importantes que se han ejecutado por OxI?
La Vía de Evitamiento de Arequipa es el proyecto más grande con alrededor de S/250 millones de inversión. Se entregó en el 2014. Hay proyectos recientes como el hospital de Macusani en Puno, que está próximo a inaugurarse.

Vamos a hacer un reconocimiento por los diez años de OxI y vamos a premiar al gobierno regional que más ha ejecutado proyectos. El Gobierno Regional de Piura ha usado prácticamente todo su límite y tienen proyectos importantes [como] la avenida Sánchez Cerro, que es la principal de Piura.

¿Cuáles son los sectores donde se suele invertir más por OxI?
Actualmente lo lidera el sector transporte con un 36% de la participación en OxI, desde grandes vías hasta pequeños caminos vecinales. [Le sigue] el sector educación, que ha crecido bastante pues hace dos años tenía menos de 12% [de participación], ahora tiene 25% de todo lo que se ha ejecutado en OxI. Saneamiento tiene 14%.

¿Qué proyectos están estancados?
Hay algunos proyectos antiguos que ya están en una situación de resolución de controversias. La idea es que el MEF realice seguimiento para que puedan concluirse. Hay [temas] de reconocimiento de inversión que se deben solucionar.

Las OxI generalmente se terminan. Las controversias surgen en el reconocimiento de inversión por parte del gobierno, [como] por falta de algunos documentos. Pero la mayoría de OxI se culmina por el incentivo que tiene la empresa privada de entregarlo. Por más que tenga una controversia local o regional, lo que hace la empresa es entregar la obra porque su marca está en juego.

¿Cuáles son las empresas que más han invertido en OxI?
De los 353 proyectos, 159 están en ejecución y están próximos a inaugurarse. Unos 194 proyectos ya han sido entregados.

El ranking lo sigue liderando el BCP con S/1,100 millones invertidos [sobre todo en el sector educación], en segundo lugar está Antaminacon aproximadamente S/600 millones y luego Southern con S/599 millones.

A la fecha tenemos 95 empresas privadas financiando los 353 proyectos. Quisiéramos que sean 200 empresas. Estamos trabajando mucho con las cámaras de comercio. También hay embajadas, como la de Suiza, que fomentan la inversión de sus empresas.

¿Qué están haciendo para evitar la ralentización de la inversión luego de las elecciones?
Estamos desplegando un programa con las autoridades que serán elegidas. Por ahora, estamos desarrollando talleres en todas las regiones para que las autoridades sepan qué proyectos están en camino. OxI es un mecanismo potente para gobiernos regionales y locales e incluso universidades públicas, porque les permite tener proyectos hoy y pagarlos en varios años con el recurso futuro (canon).

Fuente: Gestión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *